Como sabéis, Valentín era un sacerdote del siglo III que se dedicaba a celebrar matrimonios clandestinos de jóvenes enamorados en Roma.

Es por eso que el emperador Claudio II le sentenció a muerte el 14 de febrero del año 270 por desobediencia y rebeldía.

Y, desde entonces, en muchos países europeos y de América Latina se celebra San Valentín como el día internacional de los enamorados.

En cuanto a la comercialización de esta celebración, se remonta hacia el año 1845 en el que Esther A. Howland comenzó a vender tarjetas con motivos románticos en la librería que regentaba su padre en Massachusetts.

De aquí, al bombardeo publicitario de firmas y grandes superficies incitándonos a celebrar y regalar el día del Amor con mayúsculas, va un trecho.

Al margen de esta parafernalia comercial, lo que sí puedo decir y creer es que el amor es el motor que mueve el mundo. ¡Feliz día de San Valentín! Nos vemos el lunes ❤️❤️

OUTFIT: Coat and skirt Zara new, shoes and earrings Zara, blouse Massimo Dutti, tights Women Secret, bag Versus, ring Uterqüe

Share