Ayer fue el Día  de la Mujer y no podía dejar de mencionarlo.

Para empezar, es difícil que se me olvide esta fecha porque casualmente, y como no podía ser de otra forma, es el cumpleaños  de una de mis mejores amigas y, en segundo lugar, porque debemos celebrar siempre la lucha de la mujer por su derecho a la igualdad en la sociedad.

El 8 de marzo de 1857, miles de trabajadoras textiles salieron a las calles de Nueva York para protestar por las míseras condiciones laborales, siendo esta una de las primeras manifestaciones para luchar por sus derechos.

Aunque fue el terrible episodio ocurrido el 25 de marzo de 1911, cuando se incendió una fábrica de camisas en Nueva York, ocasionando la muerte de 123 mujeres, el que supuso la introducción de normas de seguridad y salud laboral en Estados Unidos.

Hecho este pequeño recordatorio histórico y muy orgullosa de ser mujer, pasamos al tema que nos ocupa.

Hoy con un look muy femenino, marcando curvas con este vestido en pana aterciopelada de Bershka con abertura de cremallera central y mangas abullonadas.

Rematamos con sombrero negro y abrigo de pelo en blanco.

Y así empezamos el lunes y la semana.

Continuamos el miércoles ¡miles de besos, mujeres mías! 💪💋

OUTFIT: Dress Bershka new collection, coat Morgan de Toi, hat, earrings and shoes Zara, bag Furla new collection, ring Swarovski Atelier, necklaces Agatha Paris

Share