Si hay un combo que me gusta es el del blanco con dorado, y no sólo para looks, sino también en decoración, me parece fresco, minimalista, elegante y no pasa de moda por ser el color neutro por excelencia. Y esa es precisamente la propuesta de hoy: un sencillo vestido blanco recto y de tirantes, acompañado de sandalias y bolso dorado. Espero que os guste. ¡Feliz martes, bombones!

OUTFIT: Dress Mango, sandals Marypaz, bag Liu Jo, sunglasses Rayban, watch Guess, rings Cartier AND Swarovski, necklace Calvin Klein.

Share